EFICACIA DE LA REFLEXOLOGÍA EN EL TRATAMIENTO DEL DOLOR DE COLUMNA, CADERA Y RODILLAS

En este texto, describiremos el caso de una paciente de 69 años con dolor en columna y articulaciones de cadera y rodilla y la respuesta al tratamiento con Reflexología.

El dos de marzo de 2016 vino a consulta por reflexología una señora de 69 años, estatura 1.40 y con un peso de 82 kg. Había sido remitida a la Clínica del dolor por su ortopedista porque llevaba más de un año con dolor de columna intenso, desde el área dorsal hasta el coxis, abarcando cadera y también rodillas sin mejoría con el tratamiento convencional. Los RX revelan pinzamiento discal con abombamiento discal generalizado en L2-L3, y las vértebras L3-L4, L4-L5 y L5-S1 están comprometidas con abombamiento discal generalizado y formación de puentes óseos. En rodilla, se observa densidad ósea disminuida. La paciente relata estar consumiendo, además de analgésicos y antiinflamatorios, un suplemento de calcio sintético.

PacientePaciente2

Otras dolencias asociadas son estreñimiento, episodios de vértigo ocasionales, pero muy, muy fuertes, ácido úrico elevado y un leve aumento de azúcar en la sangre.

Iniciamos el tratamiento de reflexología. Observamos que los PR (puntos reflejos) de columna, cadera, ciático, rodilla y codo son muy dolorosos; casi todo el sistema óseo. Otros PR altamente afectados son la hipófisis, hipotálamo, oídos, colon, riñón y páncreas.

En la primera sesión le brindamos una asesoría en la dieta: suspender derivados de la vaca, disminuir el consumo de carnes en general, harinas, grasas y suspender el consumo de calcio, cambiar la sal común por sal de mar y consumir un suplemento de cloruro de magnesio. Además, unas fórmulas con plantas medicinales como el ajo, cebolla y limón y bebidas de Maziquia o cadillo (Bidens pilosa)  para ayudar a bajar el ácido úrico y los niveles de azúcar en la sangre.

Al siguiente día de la primera terapia, nos comunicamos con la paciente y nos dice haber “dormido como un bebe” después de un año de dificultades para dormir debido al dolor generalizado en las áreas mencionadas. Es posible que la estimulación en la glándula hipófisis haya segregado una cantidad importante de endorfinas y el dolor haya cesado. Además, la estimulación en los PR comprometidos pudo haber disminuido la inflamación en dichas áreas, la confianza de la paciente en una nueva forma de tratamiento también pudo ser causal de tan contundente respuesta.

20170227_09490820170227_094923

Era importante recalcar la importancia de la dieta y la continuación de las terapias, dos veces a la semana en un comienzo, para que el tratamiento fuese efectivo y duradero. Por dificultades de transporte, ya que la paciente vive fuera del área metropolitana, las sesiones se hacen una cada semana y en ocasiones pasa un mayor lapso de tiempo. Sin embargo, los resultados siguen siendo positivos. En la tercera terapia nos relata “No he vuelto a sentir dolor en pies ni columna, me levanto y no me duele, camino y no me duele”. En la cuarta terapia, después de Semana Santa, relata, muy satisfecha, haber asistido a todas las ceremonias, sin dolor alguno.

20170227_100646

A la quinta terapia, dice haber sentido un dolor en cadera izquierda y haber tomado “un acetaminofén”. Es importante anotar que antes de las terapias la paciente consumía constantemente acetaminofén y otros analgésicos y antiinflamatorios, que suspendió porque no los volvió a necesitar. Otro aspecto a destacar, es que la paciente ha sido juiciosa con la dieta y el consumo de plantas medicinales como coadyuvantes en el tratamiento.

A la fecha, la señora se ha hecho 14 terapias y manifiesta que sus dolencias en columna, cadera y rodillas son mínimas y ocasionales; el dolor en la cadera, aunque menor que antes, es el que más persiste. Ningún episodio de vértigo ha tenido durante este tiempo. El azúcar en sangre está en sus niveles adecuados sin necesidad de medicamentos, así como el ácido úrico. Ha bajado 4 kilogramos de peso. El estreñimiento es intermitente; a veces evacua todos los días y a veces cada dos días; ocasionalmente se ayuda consumiendo plantas medicinales; acacia y sen. Ha continuado con una dieta saludable. Los PR de columna son casi indoloros. Persiste dolor en PR de cadera.

Conclusión

En este caso, la eficacia de la reflexología para el tratamiento del dolor lumbar, dorsal, en coxis, dolor de cadera y rodillas es de un 80 por ciento. Además, otras dolencias asociadas como vértigo,  azúcar alta en la sangre, ácido úrico y estreñimiento se han sanado o reducido significativamente. La dieta y el consumo de plantas medicinales son importantes como coadyuvantes en el tratamiento.

 

Medellín, 23 de febrero de 2017.

Diego A. Giraldo, Reflexólogo.

contacto@reflexologiamedellin.com

R Whatsapp3145095793

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *